miércoles, 4 de mayo de 2016

Exfoliar, sí o sí


Seamos sinceros, muy pocos tenemos incluida en nuestra rutina de belleza la exfoliación facial, y no hablemos ya de la corporal. Sin embargo, este pequeño gesto, exfoliar periódicamente nuestra piel, es vital para eliminar las células muertas e impurezas. Y una piel libre de impurezas es una piel radiante y bonita. Lo ideal es hacer una exfoliación a la semana, o, al menos, una cada quince días, tanto en la cara como en el cuerpo, aunque, claro está, con productos diferentes. La exfoliación facial ha de ser más respetuosa que la corporal, ya que la piel del rostro es más fina y delicada. Como en todo, los resultados son mejores cuando se utilizan productos adecuados, acordes con un cuidado respetuoso de tu piel. En MIMOS NATURALES tenemos tanto exfoliantes faciales como corporales, y os podemos ofrecer de las dos marcas en las que confiamos, Alqvimia y Gamarde.

Imagen propiedad de https://alqvimia.com/es/es/


Alqvimia
El exfoliante facial de Alqvimia, llamado Naturally Pure Scrub, es un gel muy suave, que limpia, purifica e ilumina el cutis en profundidad. Está especialmente formulado para atenuar las arrugas y renovar la piel, difuminar las líneas de expresión, combatir el acné y sus secuelas (equilibrando la secreción sebácea), y tratar la flacidez en el rostro. Antes de empezar, limpiamos y tonificamos la piel normalmente. Después, aplicamos el gel y realizamos suaves movimientos circulares por todo el rostro, ayudándonos de ambas manos. Se empieza trabajando la frente, para seguir por la nariz, mejillas, labio superior, labios y mentón. Es más que recomendable aplicarlo también en el cuello y escote. Se trabajan durante un rato estos movimientos y luego se aclara el resto del producto con agua tibia. Después, hay que acabar aplicando una hidratante adecuada.

Imagen propiedad de https://alqvimia.com/es/es/


En el caso del cuerpo, el exfoliante de Alqvimia se llama Naturally Pure Body Scrub. Se trata de un gel jabonoso de fácil aplicación, con una agradable textura y aroma excepcional, totalmente natural. Limpia, purifica e ilumina la piel en profundidad, dejándola visiblemente renovada y preparada para la aplicación de los productos corporales. Este producto no es adecuado para el rostro. Los resultados son visibles desde la primera aplicación. El producto se aplica en el baño o ducha, tras humedecer la piel, y con la ayuda de las propias manos. Hay que realizar movimientos circulares y ascendentes, empezando por los pies y acabando en brazos y manos. Una vez acabado este pequeño masaje, aclarar abundantemente. Entre sus ingredientes se encuentran partículas de nuez y coco, además de una sinergia de aceites esenciales que ayudan a mejorar la microcirculación y la elasticidad de la piel, favorecen la renovación celular y ayudan al mantenimiento de una silueta sana y esbelta.

Después de la ducha, con el cuerpo ya seco, lo ideal es completar el tratamiento con uno de los aceites corporales de Alqvimia.



Gamarde
El Exfoliante Facial de la casa francesa es del tipo gommage, de gránulos o de arrastre, es decir, actúa arrastrando las células muertas que hay en la superficie de la piel. Se aplica una fina capa en el rostro limpio, se deja actuar cinco minutos y se retira realizando pequeños movimientos circulares con la yema de los dedos. Completar el tratamiento con un producto hidratante, aceite facial o crema facial. Este exfoliante, por su manera de trabajar, está especialmente indicado para pieles sensibles.
Por otro lado, el Exfoliante Corporal de Gamarde es un gel espumoso que elimina las células muertas de la piel del cuerpo con extrema suavidad. Se aplica una fina capa en el cuerpo, se deja actuar cinco minutos y se retira realizando movimientos circulares con la yema de los dedos. Después, ya se puede aplicar la hidratante corporal que corresponda.
Así que, ya sabéis, si queréis una piel suave todo el año tenéis que incorporar una buena exfoliación corporal y facial en vuestras rutinas de belleza. Vuestra piel os lo agradecerá, y ganaréis en luminosidad. Y ahora que se acerca el verano y la exposición al sol, además de todos estos beneficios lograréis que el bronceado sea más uniforme y bonito. 

¡Hasta pronto!